¿Qué es la mente errante? – Fragmento del nuevo libro ‘¿Qué sabemos de Mindfulness?’

La mente errante se define como un proceso mental durante el cual la atención se distrae de la tarea que se está llevando a cabo para focalizarse en el contenido que la mente produce de forma intrínseca (Smallwood y Schuller, 2006). Esta tendencia espontánea de producir pensamientos y dejar vagabundear nuestra mente, pese a los estímulos externos, se considera una característica típica de la mente humana (Smallwood y Schuller, 2006). De hecho, se calcula que pasamos entre el 10 y el 50% del tiempo en este estado mental (Kane y cols., 2007). Se trata de un concepto medible, existe un cuestionario para evaluar la mente errante, específicamente en adolescentes (ver capítulo 3).

Uno de los estudios más concluyentes sobre la mente errante es el de Killinsworth y Gilbert (2010), quienes entrevistaron, mediante una aplicación móvil, a 2.250 voluntarios en períodos aleatorios. Les preguntaron lo felices que eran, qué estaban haciendo y qué estaban pensando (si su pensamiento se centraba en lo que estaban haciendo o sobre otro tema; y si este era agradable, desagradable o neutro). Confirmaron que los seres humanos permanecemos de media el 46,9% de nuestro tiempo despierto pensando en algo diferente a lo que estamos haciendo. En ninguna actividad, por atractiva que sea, pasamos menos del 30% del tiempo con mente errante, excepto cuando practicamos sexo.

A diferencia de otros animales, los humanos podemos permanecer mucho tiempo pensando en lo que no ocurre: sucesos del pasado, lo que podría ocurrir en el futuro o, incluso, circunstancias que sabemos que nunca van a ocurrir. En suma, parece que la mente errante es la forma de funcionar de nuestra “mente por defecto”. Nuestra actividad mental está invadida por lo que no está presente. Estos autores afirman que “la capacidad de pensar en lo que no está ocurriendo es un desarrollo cognitivo que tiene un coste emocional”. Confirmaron que cuando más feliz es la gente es cuando hace el amor, practica ejercicio físico o está en una conversación agradable. Sin embargo, es menos feliz cuando descansa, trabaja o usa el ordenador. En suma, la mente errante está negativamente asociada a la felicidad. Las veces que nos vamos del presente y a dónde nos vamos constituye un mejor predictor de felicidad que la actividad que estamos haciendo en ese momento. De hecho, los investigadores calculan que lo que uno está haciendo en un momento dado solo explica el 4,6% de su felicidad, mientras que el hecho de no tener mente errante (sino estar atento a lo que se está haciendo sin importar lo que esto sea) explicará el 10,8% de la felicidad. Por otra parte, la mente errante sería la causa, y no la consecuencia, de la infelicidad.

 

¿Quieres saber más sobre la mente errante, su relación con la memoria de trabajo, sus aspectos negativos y positivos, si es diferente del piloto automático, o qué es la conciencia fringe?. Puedes encontrar respuesta a estas y muchas otras cuestiones en “¿Qué sabemos del Mindfulness?”, un completísimo libro que reúne prácticamente toda la evidencia científica acumulada en los casi cuarenta años de la existencia de los programas modernos de mindfulness.

 

Anuncios

Un pensamiento en “¿Qué es la mente errante? – Fragmento del nuevo libro ‘¿Qué sabemos de Mindfulness?’

  1. Pingback: ¿Qué es la mente errante? – Fragmento del nuevo libro ‘¿Qué sabemos de Mindfulness?’ | Fausto Izcaray

Los comentarios están cerrados.