Entrevista a Javier García Campayo en elEconomista.es: “Las empresas en el futuro serán más compasivas”

captura-de-pantalla-2016-10-06-a-las-19-24-17

Con motivo de la presentación del nuevo libro “La ciencia de la compasión: más allá de mindfulness” el 4 de octubre en Zaragoza, elEconomista.es realizó una entrevista al Dr. Javier García Campayo que comienza con el siguiente párrafo:

Javier García Campayo acaba de publicar el libro “La Ciencia de la Compasión: Más allá del Mindfulness” en el que aborda este novedoso enfoque que ya se está introduciendo en programas de la sanidad pública y que también está llegando a otros campos como la educación y la empresa. Un enfoque en el que se prima el cultivo de la empatía para mejorar el bienestar emocional y avanzar hacia una mayor conexión social. Pero eso sí, la compasión no debe ser entidada como lástima porque el concepto en psicología significa la capacidad de hacerse consciente del sufrimiento de los demás y de uno mismo -aspecto que debe existir siempre-, y el compromiso de intentar disminuir ese sufrimiento en la medida que la persona pueda, pero de forma simultánea porque no se plantea disminuir el de los demás a costa de uno mismo. Pero, ¿cómo se aplica todo este enfoque y técnicas a la empresa y qué ventajas tiene? El autor cuenta todas las claves para el ámbito empresarial en esta entrevista concedida a elEconomista.es.

Estas son las preguntas que formuló elEconimista.es a Javier García Campayo.

¿Cómo puede aplicarse en el ámbito económico y empresarial?

¿Qué ventajas tiene para las empresas y para la plantilla?

¿La aplicación de estas técnicas dan paso a una nueva relación laboral o a nuevas empresas?

¿Existen evidencias científicas de los beneficios de estas técnicas?

¿Qué relación tiene con el mindfulness?

¿Son beneficiosas o más fáciles de aplicar estas terapias con determinados profesionales o empresas por su estructura o sector de actividad?

¿Se precisa una preparación previa o se puede comenzar de cero con la aplicación de estas técnicas?

¿La aplicación de estas técnicas está extendida en España?

¿Son conscientes las empresas y profesionales de sus ventajas?

¿Qué reticencias genera o qué handicaps existen para su aplicación?

¿Vienen motivadas esas reticencias porque la palabra compasión en España se relaciona con lástima? ¿Es necesario un cambio cultural o de mentalidad?

¿Cree que veremos en España profesionales y empresas más compasivas?

Si quieres conocer las respuestas, haz clic AQUÍ, para acceder al artículo completo en elEconomista.es.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s